Mi ikigai

"¿Cuál es el sentido de mi vida?"


Seguro que es una pregunta que ha rondado más de una vez por la cabeza de Eris. Se levanta una mañana cualquiera, cansada de la rutina y de hacer todos los días prácticamente lo mismo, se hace el desayuno y lo ingiere casi con la mirada perdida, inmersa en sus pensamientos.

Le encantaría sentirse viva, imparable, pero las condiciones de la vida la llevaron a un camino diferente al de sus sueños. Falta de dinero, de tiempo, de apoyo, de seguridad en sí misma. Falta de fuerzas para enfrentar el fracaso o decepcionar a ciertas personas.


De nuevo, siente que no puede cumplir ese sueño tan increíble que tenía hace años. Ya es demasiado tarde. ¿Por qué? Le parece una pérdida de tiempo pensar en fantasías y existen tantas personas que le han dicho "pon los pies sobre la Tierra" o "las cosas no son tan fáciles" que acaba pensando que es una idea imposible de realizar. Se siente tonta cada vez que cuenta ese sueño. Cada vez más. Todo son trabas.

Al final, bebe el último sorbo de lo que quedaba en su taza, se levanta y se marcha a cumplir con lo que aquellas personas le establecieron al hacer sus sueños pedazos. Camina sin ilusión y piensa que solo será un día de bajón. Será el famoso "cambio del tiempo" u otras circunstancias las que la hacen sentir así. Pero no. Es su interior el que le avisa que no es feliz con lo que tiene. Es su interior, queriendo escapar de la realidad que la han obligado a ejercer de por vida.


¿Cuántas veces has sentido ganas de tirarlo todo por la borda y escapar? "Cómo voy a hacer eso", habrás pensado. ¿Y si lo hicieses? ¿Qué encontrarías? ¿Y si tu vida diese un giro de 360 grados?


Seguimos queriendo encontrar la felicidad durante toda nuestra vida, pero no nos atrevemos a sacrificar nada. Tememos sufrir el cambio.

Durante toda mi vida he querido escapar. Mi interior pedía movimiento. ¿A dónde? Incluso hoy no lo sé con certeza. Desde muy temprana edad me rebelé contra las pautas sociales impuestas para que se te considere una persona "realizada". Siempre quise hacerlo todo a mi manera y ello conllevaba un sinfín de trabas. A veces, mis amigos pensaban que tenía ideas disparatadas o que era una persona rara, y mis padres me decían que ya me cambiaría la manera de pensar cuando creciese, tuviese mis estudios y trabajase. Cuando aprendiese a valorar lo duro que es ganar dinero y poder tener una casa.

Crecí, obtuve mis estudios y trabajé. Todo a mi manera, pero lo hice. ¿Qué obtuve? Multitud de preguntas. El bullicio de la capital a donde me independicé las ensordecía a menudo y hacía más llevadera la vida cotidiana, pero jamás desaparecieron. De forma constante, cada vez que veía una película inspiradora o me ocurría algo inesperado, pensaba: "¿Qué quiero hacer con mi vida?" o "¿Soy feliz todos los días de mi vida?".

Gracias al destino, a sus causalidades y a mis decisiones precipitadas, hoy estoy aquí llena de satisfacción y compartiendo con vosotros mi historia. No me arrepiento de nada de lo que he hecho hasta ahora ni de lo que me ha sucedido (que no son pocas cosas😂), y estoy más feliz que una perdiz diseñando productos que os sean de ayuda y escribiendo historias en mis ratos libres. Aquí os dejo un fragmento que escribí hace unos tres años, mi energía frente a los obstáculos que espero que os llegue:


Soy una persona para nada conformista y rebelde a más no poder. Creo que todo es posible. Tengo muchísimos miedos, pero también tengo muchísimas ganas de superarme y derrotarlos. Jamás me rendiré aunque me cuesten diez años de la vida encontrar la felicidad, encontrar mi razón de ser. Encontrar el tipo de vida, el futuro o el trabajo que hagan que cada mañana me despierte con ganas de darlo todo. Quiero vivir mi vida a mi manera y no dejarme alienar por la sociedad.


Te animo a que te armes de valor y le hagas frente a la vida con quien de verdad quieres ser. No podemos gustarle a todo el mundo, así que gustémosles a las personas que aceptan cómo somos.


Encontremos nuestro IKIGAI


Por cierto, mi nombre es Nía y seré quien escriba las entradas del blog. ¡Encantadísima de conoceros!


#mikigai #mikigaishop #blog #pasión #escribir #escritura #creatividad #diseño #smile #happy #creative #writer #escritora

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo